lunes, 12 de julio de 2010

¿ABOLIO CRISTO LA LEY EN LA CRUZ?

Muchos cristianos sinceros estan firmemente convecidos de que Cristo abolió la ley y por lo tanto, no es necesario guardar los mandamientos y apenas si le prestan atención al Antiguo Testamento, ya que, afirman que dejo de tener vigencia con la muerte de Jesus.

En cierto aspecto tienen razón: hay una ley que fue clavada en la cruz del calvario y abolida (Efesios 2:15) pero, al mismo tiempo, Jesús declaró: "No he venido para abrogar la ley o los profetas, no he venido para abrogar sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se halla cumplido" (Mateo 5:17-18).
¿Cómo comprender esta aparente contradicción?

En vez de sacar conclusiones apresuradas basándonos en un solo pasaje, debemos escudriñar toda la Palabra que Dios nos dió. Un cuidadoso estudio nos revela que existen dos leyes que le fueron dadas a Moisés en el desierto: la ley ceremonial y la ley moral. La primera, la ley de las ordenanzas y ritos, de los sacrificios y dias de fiestas, los cuales eran solo la "sombra de lo que estaba por venir".Todos estos sacrificios ceremoniales apuntaban al sacrificio de Cristo en la cruz, por lo cual, cuando el expiró, el velo que ocultaba el lugar santísimo se rasgó, indicando asi que todas esas ceremonias ya no tenían sentido; en ese momento fue abolida "la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas" (Efesios 2:15)

Esta ley habia sido escrita por Moisés en un libro (2Cronicas 35:12) y colocada al lado del arca del pacto en el tabernáculo del desierto (Deuteronomio 31:24-26); pero habia otra ley escrita por el dedo de Dios, en tablas de piedra (Exodo 31:18) y fue colocada dentro del arca del pacto (Exodo 40:20) Esa ley es perfecta (Salmo 19:7) por lo tanto no necesita ser modificada ni abolida. A esa ley se refirió Jesus cuando dijo que ni una jota ni una tilde pasarían de ella mientras existiesen el cielo y la tierra.

Por lo tanto, a la luz de las Escrituras, queda demostrado que los mandamientos de Dios no fueron abolidos sino que siguen tan vigentes hoy como el día que fueron dados a Moises.
Jesús vivió de acuerdo a ellos y nos dejó ejemplo "para que sigamos sus pisadas" (1 Pedro 2:21) y él fue quién dijo: "Si me amais, guardad mis mandamientos" (Juan 14:15).

La obediencia a los mandamientos de Dios es una cuestión de elección, pero los resultados de esa elección son eternos:

"He aquí yo pongo delante de vosotros la bendición y la maldición: la bendición si oyereis los mandamientos de Jehova vuestro Dios que yo os prescribo hoy, y la maldición, si no oyereis los mandamientos de Jehova vuestro Dios" (Deuteronomio 11:26-28)

1 comentario:

mauricio lopez dijo...

como estas hermano Diego,y te digo hermano porque todo aquel que predica el evangelio biblico es mi hermano no importa en que parte de la tierra se encuentre.realmente es una bendicion saber de amigos como vos que predican a jesus la unica justicia y me parecio sencillo ye irrefutable tu posteo, voy a ir leyendo todos tus posteos y si te parece darte mis comentarios.
yo me estoy reuniendo con un grupo de fieles aca en Mar del Plata,y nuestro interes es estudiar y preparar material para podeer predicar no solo en nuestra ciudad si no donde el señor nos llame.cuando quieras y si es que estas interesado te podemos pasar material para que lo leas y nos des tu opinion.
espero que podamos intercambiar ideas y preperarnos para poder predicar la verdad que tan desdibujada esta en estos tiempos. te mando un abrazo y para lo que gustes podes contar conmigo.